Opinión

Males públicos que afectan los derechos humanos

Autor: 

H. Roberto Herrera Cáceres Comisionado Nacional de los Derechos Humanos

Ante la vulneración creciente de derechos humanos por los males públicos que se han venido históricamente acumulando y hoy sufrimos severamente, y más allá de los avances e importantes esfuerzos que realiza el Estado por contrarrestarlos y superarlos: es imprescindible construir bienes públicos que vivifiquen el goce y ejercicio de los derechos humanos, incluyendo el derecho al desarrollo y la seguridad humana, haciendo posible así el mejoramiento progresivo del bienestar del pueblo.
Construir, para lograr ese propósito, implica tener presente que tal como se ha reconocido internacionalmente: “La batalla por un desarrollo centrado en el ser humano y sostenible no se ganará o perderá en los pasillos de los gobiernos sino en cada pueblo y cada hogar, en cada aldea y cada ciudad, en el quehacer cotidiano de cada miembro de la comunidad mundial y de cada institución de la sociedad civil”.
En cumplimiento de la Constitución de la República y de la Ley Orgánica del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos: en fecha reciente comparecí, ante el honorable Congreso Nacional, a presentar el informe anual sobre el estado general de los derechos humanos y la acción realizada por el CONADEH, en el 2016, para contribuir a garantizarlos, así como perspectivas en el 2017.
La institución del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos debe contribuir al bienestar del pueblo hondureño conforme a su misión constitucional de ser garantía del Estado en cuanto al cumplimiento de su fin supremo que es también el de la sociedad, consistente en la protección, respeto y promoción de la dignidad humana, por medio de la vigencia y cumplimiento efectivo y progresivo de la integralidad de los derechos humanos, incluyendo el derecho al desarrollo y el fortalecimiento del Estado de Derecho.
En esa dirección, la institución del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos como órgano de relevancia constitucional del Estado que se encuentra presente en todos los departamentos de Honduras, ejecuta acciones conforme a su Ley Orgánica y los principios internacionales de Naciones Unidas, funcionando con autonomía o independencia de los poderes públicos y otras instituciones del Estado, así como de sectores privados, organizaciones no gubernamentales y otros sectores o grupos particulares.
No obstante, los insuficientes recursos que el Estado nos asigna en el presupuesto nacional, somos conscientes en cuanto a que la institución del CONADEH debe constantemente mejorar su rendimiento social al pueblo hondureño.
Por eso, en ocasión de la presentación de nuestro informe anual 2015, hace más de un año, anunciamos que íbamos a realizar un proceso de reordenamiento estructural del talento humano del CONADEH para seguir profundizando más en el cumplimiento de nuestra misión constitucional.
Con satisfacción informo que hemos concluido tanto la auto – evaluación interna como la evaluación internacional o análisis de capacidades del CONADEH, realizado por una misión de especialistas en derechos humanos conformada por una representante de la sede de Nueva York del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), una representante de la sede de Ginebra de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH,) y una Representante de una institución homóloga Latinoamericana (Procuraduría de Derechos Humanos de Guatemala).
Ya hemos iniciado el cumplimiento de las recomendaciones de esa misión internacional de especialistas y, para implementarlas integralmente, además del necesario incremento presupuestario que se espera recibir del Estado, estamos gestionando cooperación internacional complementaria.
En días recién pasados nos hemos reunido con una representación de esa misión internacional de especialistas que ha venido a Honduras, ha reconocido nuestros avances de cumplimiento de sus recomendaciones y ha expresado su voluntad de apoyar en nuestras gestiones de cooperación.
Desde el inicio de la presente gestión administrativa del CONADEH, hemos señalado situaciones estructurales y coyunturales que deben atenderse para avanzar efectivamente en el cumplimiento, respeto, protección y promoción de los derechos humanos de los (as) habitantes, que comprenden el derecho al desarrollo y a la seguridad humana o democrática.
Como ejemplo de esas situaciones, indicamos la de pobreza y exclusión social en la cual vive la mayoría de nuestra población, agravada por el desempleo y sub-empleo; la violencia y delincuencia; la corrupción e impunidad; la migración y desplazamiento forzados; la falta de aplicación integral de la legislación vigente; las epidemias del dengue, Chikungunya, Zika y otras amenazas a la salud.
Además, la necesidad de mejor calidad educativa; y los efectos, sobre los derechos humanos de la población, de fenómenos naturales y provocados: plagas, incendios forestales, tala ilegal del bosque y otros daños medioambientales; así como las posiciones ideológicas o político-partidistas excluyentes de la tolerancia y del diálogo social que son negatorias de la existencia, autonomía personal y de los derechos de opinión, libertad de expresión y participación política, de los demás.
Todos esos males públicos que afectan los derechos humanos de los (as) habitantes, son contrarios a la positividad del Estado democrático y social de Derecho que está constitucionalmente vigente y al servicio de la protección, respeto y promoción de la dignidad humana y de la vida social en paz, democracia, desarrollo y libertad. Objetivos y valores de los cuales el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos es garantia constitucional.